Termostato inteligente y control automático de la calefacción y el aire acondicionado

Tener una casa automatizada es el sueño de todo experto en informática y tecnología: una casa que se adapte automáticamente al clima exterior y que sea capaz de controlar inteligentemente tanto la calefacción (en los meses de invierno) como el aire acondicionado (en verano), moviendo muy pocos botones o en muchos casos sin tener que pulsar nada! Si pensamos que hacer un sistema para el control de la temperatura en el hogar es una hazaña para unos pocos elegidos, se equivoca: en esta guía le mostraremos de hecho cómo automatizar la calefacción y el aire acondicionado de la casa usando simples dispositivos de automatización del hogar como termostatos y válvulas inteligentesque puedes controlar fácilmente a través de una aplicación en tu teléfono

Al final de la guía tendremos todo lo necesario para crear una casa con el clima ideal durante todo el año, controlada automáticamente por una aplicación, ahorrando en las facturas de energía.

LEA TAMBIÉN – ..; Los mejores dispositivos de Hogar Inteligente conectados por WiFi en casa

Domótica para la calefacción autónoma con termostato inteligente

En la mayoría de nuestras casas encontraremos una caldera de gas (metano o GLP) preparada para calentar radiadores y agua caliente; obviamente esta caldera no será tan nueva como para tener conexión a Internet u otros sistemas de control automatizados. Pero en esto nos ayuda la ley: de hecho en todas las casas es obligatorio tener un termostato de habitación para regular la temperatura interior dependiendo de la época del año.
Desde nuestra caldera entonces se iniciarán dos simples cables (normalmente rojos), que se colocarán en una pequeña pared de la vivienda dentro de la casa (normalmente muy cerca de la pared donde está la caldera): estos son los cables de control del termostato.

Estos dos cables se colocan en el interior del termostato, que funciona exactamente como un relé: cuando las condiciones ambientales o el programa establecido en el termostato requieren que la caldera se encienda, el circuito se cierra (fluye la corriente), la caldera se enciende y comienza a calentar los radiadores. Y viceversa, cuando estas condiciones fallan, el circuito se abre (no fluye más corriente) y la caldera se apaga.
Los termostatos más sencillos permiten encender y apagar la calefacción mediante un botón, mediante un cronómetro de horas y días de la semana (cronotermostato) o mediante el ajuste de una temperatura mínima en la casa (cuando bajemos de esta temperatura los radiadores siempre se encenderán). Obviamente los “viejos” métodos siempre requieren un mínimo de control por parte del usuario, de lo contrario el termostato “hace demasiado por sí solo” y enciende los radiadores incluso cuando nos vamos a dormir o no hay nadie en la casa.
Para dar un poco de automatización al sistema de calefacción, sugerimos comprar un termostato inteligente como el que se vende aquí —-; Decdeal Wi-Fi Thermostat for Gas Boiler (40 euros).

Comprando este termostato y conectándolo a los dos cables de control de la caldera tendremos a nuestra disposición una pequeña joya de la domótica: con él podremos fijar la temperatura deseada durante la semana de trabajo o el fin de semana, encender los radiadores manualmente y controlar a distancia la temperatura y el encendido de la caldera a través de la aplicación dedicada para Android o iOS, a través de Google Home, a través de Amazon Alexa o a través de IFTTT.

La configuración es muy simple: creamos una cuenta desde la aplicación específica y conectamos el termostato a nuestra red Wi-Fi, luego usamos las funciones de escenario que ofrece la propia aplicación para recrear las condiciones deseadas (también podemos confiar en las condiciones meteorológicas externas).
Alternativamente podemos configurar Google Home, Amazon Alexa o IFTTT y también habilitar los comandos de voz: sólo hay que encontrar el servicio “Smart Life” y asociarlo a una de las rutinas que se pueden configurar con estos asistentes.

LEE TAMBIÉN: Cómo controlar la calefacción con Amazon Echo y Alexa

Si queremos otros tipos de Termostatos inteligentespodemos ver los mejores oficios de la lista de abajo:

  • tado° Termostato inteligente (123 euros)
  • Termostato BTicino Smarther (148 euros)
  • Netatmo de Starck (162 euros)
  • Termostato del nido (249 euros)

Cualquier termostato que elijamos tendrá compatibilidad con todos los servicios de automatización del hogar ya mencionados y control exclusivo a través de la aplicación, sólo tenemos que elegir el modelo que más nos convenza.

Si tiene un sistema de calefacción diferente (radiante, estufa de pellets, etc.), siempre debe ponerse en contacto con un fontanero para conocer los límites de su sistema y averiguar si es posible colocar otros tipos de termostatos inteligentes.

Para profundizar en el discurso sobre la automatización del hogar le remitimos a la lectura de nuestros artículos.

Domótica para la calefacción central (Válvulas termostáticas)

Si vivimos en un condominio con calefacción central, difícilmente podremos gestionar adecuadamente la calefacción y, por consiguiente, el consumo de energía, ya que la caldera es única para todo el edificio. En tales casos podemos remediarlo usando válvulas termostáticas inteligentes.
Válvulas termostáticas son pequeños dispositivos que se colocan en el grifo de entrada de agua caliente dentro del radiador: cuando alcanzamos la temperatura deseada en la habitación, bloquean el flujo de agua caliente, manteniendo así el radiador a la temperatura deseada.

Estos dispositivos ahorran mucha energía, porque permiten que la caldera envíe más agua caliente sólo en los radiadores más fríos o que hemos puesto a una temperatura más alta, evitando los radiadores que ya están a temperatura (en habitaciones más calientes, más pequeñas o con mucha gente). Si ya tenemos válvulas termostáticas podemos interconectarlas con estos dispositivos (que de hecho abren y cierran la válvula automáticamente), conectados vía Wi-Fi a una unidad central (sincronizada con el termostato) o gestionados a través de aplicaciones o comandos de voz gracias a Google Home y Amazon Alexa.
Las mejores válvulas automáticas e inteligentes que podemos comprar son:

– Válvula del termostato de Eve (68 euros)
– Tado° Válvula termostática inteligente (122 euros)
– Kit básico de Netatmo NVP-IT (184 euros)

El funcionamiento y el montaje es bastante sencillo: quitar la unidad de control anterior, colocar el adaptador para la nueva cabeza e insertar la nueva válvula termostática. Si no tenemos ninguna válvula termostática ya posicionada o no podemos conectar las elegidas, sugerimos encarecidamente contactar con un fontanero, para que podamos posicionar estos dispositivos correctamente.

La domótica para la refrigeración, el aire acondicionado y la climatización

Cuando hablamos de aires acondicionados, ya hay muchos modelos en el mercado que ofrecen conectividad Wi-Fi o control de aplicaciones: si somos uno de los afortunados propietarios de estos modelos no tendremos que hacer nada más, teniendo todo ya disponible.
Si en lugar de ello tenemos un sistema de aire acondicionado antiguo, primero tendremos que comprobar si los cables de control están disponibles: en este caso pueden ser dos (como para la caldera) o cuatro o siete (dependiendo de los cables eléctricos proporcionados para controlar el aire acondicionado).

Una vez que entendamos cómo funciona nuestro aire acondicionado, podemos usar uno de los siguientes termostatos para manejar este tipo de equipo.

  • Beca Serie 002 Termostato de aire acondicionado (30 euros)
  • Decdeal Wi-Fi Termostato (34 euros)
  • Termostato del nido (249 euros)

La conexión es un poco compleja, difícil de aplicar por aquellos que no conocen un mínimo de electrónica: algunos de los cables deben ser conectados al termostato, para controlar el paso de la corriente para las funciones principales. En los modelos más simples la conexión es idéntica a la de la caldera: la corriente se pasa sólo cuando la temperatura es demasiado alta y necesitamos encender el aire acondicionado.
Si elegimos el Nido, podemos usar con seguridad un solo termostato para la caldera y el aire acondicionado, estando preparados para usar ambos. También en este caso recomendamos consulte a un instalador o electricista cualificadopara evitar tener que manipular cables eléctricos y poner nuestras vidas y las de los demás en grave peligro.

En otros artículos, vimos cómo controlar la calefacción con Amazon Echo y Alexa y cómo encender la calefacción según la temperatura exterior.

Si desea conocer más consejos útiles para ahorrar dinero, le remitimos a nuestra guía dedicada a Luces inteligentes, enchufes y termostatos para ahorrar en las facturas y los mejores termómetros inteligentes: temperatura y humedad en casa