Aumenta la señal wifi y evita las desconexiones frecuentes

Las conexiones inalámbricas son ahora el estándar para conectarse a Internet en muchos hogares y oficinas, tanto porque eliminan el desorden de tirar de los largos cables en las habitaciones como porque se hace posible conectarse a Internet con el smartphone, las videoconsolas y los modernos televisores inteligentes. La conexión Wi-Fi puede obtenerse en casa conectando a la LAN un router que distribuya la señal en el entorno o utilizando el módulo Wi-Fi integrado en la mayoría de los módems proporcionados por los operadores y disponibles en el mercado.
Desafortunadamente, puede suceder que la conexión se cae y nuestros dispositivos se desconectan frecuentemente, también debido a una señal demasiado débil o a una alta interferencia con las redes cercanas.
Para aumentar la señal Wi-Fi, para acelerar y estabilizar la transferencia de datos y también para evitar desconexiones frecuentesEn esta guía, hemos recogido todas las sugerencias válidas para mejorar cualquier conexión inalámbrica para que puedas navegar a la máxima velocidad.

LEE TAMBIÉN: Cómo aumentar y mejorar la velocidad del WIFI

Cómo potenciar la señal Wi-Fi

Si nuestra conexión inalámbrica es demasiado lenta o no funciona en ciertas áreas de la casa o la oficina, veamos juntos qué podemos hacer para mejorar la situación.
En primer lugar, puedes leer aquí cómo descubrir la fuerza de la señal WiFi en un PC con Windows para que podamos hacer una comparación.

Cambiar el canal de transmisión

Los enrutadores, por defecto, están casi todos configurados para el mismo canal, el número 6. Si vives en un centro urbano lleno de casas u oficinas, puede ser que el canal esté muy ocupado por lo que necesitas cambiarlo desde la configuración del router y usar canal 1, canal 11 o cualquier otro canal libre.
Para cambiar el canal accedemos al panel de configuración de nuestro módem o router (como se ve en la guía configurar un router wifi) y comprobar en el menú Inalámbrico o Wi-Fi hasta que encuentres la entrada para Canal o Canal.

Para elegir el mejor canal para usar en casa o en la oficina podemos usar el programa InSSider que ya he mencionado en el artículo Conectarse al canal inalámbrico de la red wifi sin interferencias en la señal. Gracias a esta herramienta puedes analizar la señal y encontrar el mejor canal para transmitir. Los enrutadores, por defecto, están casi todos configurados para el mismo canal, el número 6. Si vives en un centro de la ciudad lleno de casas u oficinas, puede ser que el canal esté muy ocupado por lo que tienes que cambiarlo desde la configuración del router poniendo el número 1 o el número 11 usando InSSider para entender qué señal es más libre y menos usada por el wifi recibido.
También para Windows, puedes usar el NetSurveyorUna aplicación que descubre las redes Wi-Fi existentes y por recibir en un área y recopila información sobre los puntos de acceso inalámbrico cercanos. Utilizando gráficos detallados, muestra estadísticas en tiempo real sobre la fuerza y calidad de la señal, el canal, el tipo de radio, el estado de la actividad y la codificación. NetSurveyor sigue siendo una herramienta de diagnóstico para los profesionales.
Con otros programas puedes dibujar un Mapa de señales para ver dónde se capta mejor la señal inalámbricapara entender qué canal usar y cómo orientar mejor el router.
Si tenemos un teléfono inteligente Android, podemos instalar la aplicación gratuita WiFiAnalyzer que analiza las redes inalámbricas recibidas por el teléfono, muestra la fuerza de la señal y también da una indicación sobre los canales, mostrando los mejores.

Conectar un segundo router

Para aumentar la cobertura y obtener una conexión más rápida, también podemos conectar un nuevo router al módem de tu casa u oficina. Así que consigamos un enrutador (incluso uno antiguo, siempre que soporte las modernas conexiones Wi-Fi), conéctalo mediante un cable Ethernet al módem principal y configúralo como una red independiente.

Para aprender a configurar correctamente ambos dispositivos, le recomendamos que lea nuestra guía sobre cómo aumentar la señal wifi conectando los dos enrutadores.
Si no tenemos un segundo router para la cascada, le recomendamos que apueste por modelos completos y baratos como el TP-Link TL-WR940N (20 euros) o el TP-Link Archer C6 (49 euros).

Conectar un extensor de alcance

Si los dispositivos a conectar están demasiado lejos, podemos utilizar un extensor de alcance de Wi-Fi para ampliar el alcance de la conexión Wi-Fi sin tener que conectar un segundo router.

Conectando estos pequeños dispositivos a una toma de corriente doméstica y utilizando el botón WPS (o encendiendo las configuraciones de los dispositivos a través de un cable Ethernet) podemos expandir la red inalámbrica, manteniendo la misma contraseña y creando una red con un nombre similar (la única diferencia estará en la presencia del sufijo EXT, para distinguirlo). Podemos ver cómo funcionan estos dispositivos en nuestra guía de Cómo funciona el repetidor wifi o “Range Extender” y cuál comprar.

Si en cambio buscamos dos modelos baratos y eficaces, le recomendamos que apueste por el TP-Link WiFi Wireless RE200 (22 euros) o el Netgear EX2700 (24 euros).

Uso de la línea eléctrica Wi-Fi

Para las casas muy grandes podemos apostar por la línea de energía, de modo que podemos llevar la señal de Internet a través de los enchufes de la casa, como ya se ha visto en nuestra guía sobre Cómo funciona la línea de energía, secretos y límites. El Wi-Fi también está disponible para algunos modelos de Powerline.Por lo tanto, podemos utilizarlo para tener una red inalámbrica lejos del módem pero rápida y estable, sin tener que utilizar extensores de alcance o segundos enrutadores.

Los modelos más económicos y efectivos para explotar esta tecnología son el TP-Link TL-WPA4220 (48 euros) y el Netgear PLW1000-100PES (59 euros).

Usando redes de 5 GHz

Si nuestro módem o enrutador es compatible con las redes inalámbricas de 5 GHz, podemos utilizarlos para navegar rápidamente y sin interferencias, como se describe en nuestra guía de Diferencias entre las redes Wi-Fi de 2,4 GHz y 5 GHz; ¿cuál es mejor?

Para activarlo, todo lo que tenemos que hacer es entrar en la configuración del módem o del router, comprobar la presencia de la red de 5GHz, habilitarlo (tal vez estableciendo un nombre ligeramente diferente al de la red de 2,4 GHz), elegir una contraseña WPA2 robusta y finalmente establecer como protocolo 802.11n o 802.11ac. Esta red es mucho más rápida pero la cobertura no es excepcional (por un límite físico): difícilmente podremos cubrir más de dos habitaciones.

Si nuestro router no soporta conexiones de 5GHz, los mejores modelos que podemos comprar están visibles en nuestra guía de El mejor modem para comprar (fibra, banda dual, AC inalámbrico).

Conclusiones

Siguiendo al pie de la letra las sugerencias propuestas en esta guía, podremos potenciar la señal de Wi-Fi y evitar las frecuentes desconexiones con nuestros routers. En algunos casos no tendremos que gastar nada para obtener beneficios, en otros tendremos que equiparnos con routers, extensores o Powerline para conseguir una mejora real de la conexión.

Si todavía tenemos problemas para navegar por Internet, le recomendamos que lea nuestra guía de la Soluciona los problemas de conexión del wifi y el router. En otra guía que le mostramos Lo que ralentiza la velocidad de la red Wifi y la conexión a Internetpara que podamos intervenir de manera oportuna.

LEE TAMBIÉN: Ampliar el Wi-Fi de la casa y extender la recepción inalámbrica

Red